Calavera a mi escuela y a Hermosas con banda gastrica

(30 ago 2011) El Instituto del Panteón es una escuela patito
La huesuda como director no daba la talla ni tantito
Los difuntos llegaron a inscribirse
Al Instituto México donde no pudieron resistirse

El director Alfredo, tiene su lema
Valor es esfuerzo, eso sí es un problema
La calaca se comporta como un torbellino
El la guiará para que deje el vino.

La muerte entro a clases de Etica y Valores,
La maestra, Ana Inés, no creas que voy hacerte algunos favores,
Cumplirás igual que cualquiera
Con libro en mano estudiaba donde quiera

El tigdre le gritaba, flaca veinte agachadillas
Ella cansada se acostó en una fila de sillas
Es Educación Física, no es hora de descansar
Más despacio-si no te mando a sepultar

La catrina, se hizo de una máquina podadora
Porque ya decidió ser una gran diseñadora  
Que va a dejar más bello el paraíso terrenal
Gracias a la maestra Mely de Orientación Profesional.

Calavera a Hermosas con banda gastrica

Dice, metiendo su barriga frente al espejo 
Será que yo llegue a talla cinco Espejito,
espejito quiero ir chévere al festejo 
Te prometo que daré clases con ahínco

Su afición comprar en el mercadito 
La calaca furiosa, ya vio su cuerpecito 
Le separo un hoyanco tamaño King –size 
¿Qué hare con él? Mientras, chupa su Bonice,

Gracias a Dios, ya come como un pajarito,
ya sale más barata la Carito. 
Si ingiere de más, rebosa y vomita, 
luego corre a su fiel hamaca y dormita

Se traba su bocado,
tarda en pasar eructa o le sale un gas no lo puede  evitar, 
Se nutre con mordiscos diminutos 
Si no se uacarea  en cuestión de minutos.

Valió la pena el gasto, fue un lujo 
Si duerme pronto le da reflujo 
Con tlapalería y  hojalatería de calidad 
Parece que sus deseos ya son realidad

Su banda le da buen uso, 
la tiene siempre en curso, 
ya camina con carita feliz 
Dentro de poco tendrá cuerpo de lombríz.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. expansion.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Cuando el Tunkuluchú canta el hombre muere

Leyenda maya. En la zona maya vive una ave misteriosa, siempre anda sola y vive en las ruinas. Es el Tunkuluchú o tecolote que hace temblar al indígena maya con su canto, se dice, que cuando entona su canto anuncia muerte. Algunos dicen

El Gusano de Oro y el Carruaje de la Muerte

Leyenda de Guerrero. En el poblado El Liberal, del municipio de Teloloapán, vivía un campesino de nombre Otoniel, que se dedicaba a la milpa, sembraba calabaza, maíz etc y además tenía algunas vacas y puercos. Un día araba la tierra,

La leyenda del Milagro de Tekal de Venegas

Leyenda Maya. Yucatán. La Virgen de la Candelaria es venerada en el pueblo de Tekal de Venegas y cada año se hace una gran fiesta tradicional. Dos venados entraron al pueblo y fue de mala suerte, entró la epidemia, murio mucha gente

La Virgen convocaba a las abejas

Leyenda Maya de Muna Yucatán. Los campesinos que corrían para guardarse y escapar de los sublevados, desde el pueblo veían a distancia el humo que estos incendiaban casas y jacales por donde pasaban, vieron por el sendero a una hermosa

Lechuza o Tunkuluchú (mensajero de la muerte)

Leyenda Maya. Para los campesinos, la lechuza es un ave temida y de mal agüero. Tammbién le dicen, Tunkuluchú o tecolote. Causa mucho temor su presencia, se cuenta que los ojos de esta ave, que se ven de noche como luces, que arden en

Calaca: No vas, no estás invitada y La muerte en la playa de Chuburná

Mau, se casaba y mucha bulla hizo antes,/ que la fiesta era en grande, /la huesuda emocionada mandó hacer su túnica de encaje, /un balde de agua fría sintió, /cuando se enteró que no estaba invitada. /tuvo que cancelar su turno de

Víbora, sí muerde tu sombra, es de mala suerte.

Leyenda Maya. Tizimin Yucatán. Se cuenta, que hay especies poco comunes y muy temidas, la “Kaanil bej” pues existe la creencia que si “muerde la sombra” de la persona, se enferma y causa gangrena en esa parte. Esta culebra es

El Ahijado de la Muerte: Leyenda Colonial

Leyenda de la Epoca colonial. Leyenda de México. Había una vez una señora muy pobre, que no tenía a nadie a quién pedir un favor. Su único hijo que era pequeño estaba muy enfermo, quería bautizarlo antes que muriese sin el